2.1 URBANISMO Y SEGURIDAD VIAL

Urbanismo y seguridad vial

La planeación urbana es el primer paso para la planeación de la seguridad vial en una ciudad. Esta define: tiempos de viaje, modos de transporte, densidad y usos de suelo, todos relacionados con la seguridad vial.

Los factores que intervienen son: accesibilidad regional, densidad de población, tipos de uso de la tierra (mixtos o exclusivos), conectividad de la red vial, el diseño de las vías, las condiciones y facilidades para el transporte activo y la calidad del servicio de transporte público.

Acorde con la tabla, cada uno de estos factores de la planeación urbana impacta directamente sobre la seguridad vial. Por ejemplo, a mayor densidad de población y más centrada sea una ciudad, tendrá mayor uso de transporte alternativos y activos (bicis, peatones) y menos de transporte privado.

Desde la planeación urbana se define la jerarquía de la red vial, fundamental para la seguridad vial como se explica en Seguridad Sostenible. Las distancias entre intersecciones, las redes de ciclorutas, alamedas peatonales, anchos de calzada y de andenes, todos fundamentales para la seguridad de los usuarios.

Las redes de transporte público colectivo determinan su uso por parte de los usuarios y por lo tanto la exposición al riesgo. Entre mas uso de transporte público, menos exposición.

World Road Association (PIARC). (2015). Land use and safety: an introduction to understanding how land use decisions impact safety of the transportation system

Leer más

Jerarquía y funcionalidad de las vías

Existe una relación básica entre los sistemas de vías clasificadas funcionalmente entre la movilidad y el acceso a la tierra. Las arterias proporcionan un alto nivel de movilidad y un mayor grado de control de acceso, mientras que las instalaciones locales proporcionan un alto nivel de acceso a las propiedades adyacentes pero un bajo nivel de movilidad. Colector proporcionan un equilibrio entre la movilidad y el acceso al terreno.

SWOV. (2006). Advancing Sustainable Safety

Buchanan, Colin. (1963). Traffic in Towns – A Study of the Long Term Problems of Traffic in Urban Areas

Una categorización funcional de la red vial es aquella en la que cada vía o calle cumple una función de flujo, de distribución o de acceso (por ejemplo, una arteria ideal es una autopista), mientras que la vía de acceso ideal es una calle de 30 km/h).

Te invitamos a descargar el manual completo aquí, o descargar sólo la sección de planeación urbana y seguridad vial aquí.

2.2 DISEÑO URBANO

Diseño urbano seguro

Diseño urbano que reduzca la necesidad de desplazarse en automóvil y fomente velocidades de circulación más seguras

Desarrollar usos mixtos del suelo, cuadras más cortas, establecimientos públicos y actividades en la planta baja de los edificios.

Medidas de tránsito calmado

Implementar estrechamientos de calzada, resaltos, refugios peatonales, glorietas y otras intervenciones para disminuir la velocidad de los vehículos.

Vías arteriales seguras para todos los usuarios

Reducir distancias de cruce, implementar semáforos con prioridad para peatones, refugios peatonales, giros seguros y medianas.

WRI. (2015). Ciudades más seguras mediante el diseño

Leer más

Elementos claves de conectividad urbana

Los principales elementos son:

Tamaño de las cuadras:

Las cuadras más largas generan mayores velocidades vehiculares y por ende, mayores riesgos para los peatones y cicli- stas. Se aconseja sean entre 75 – 100 m de longitud. Si las longitudes son mayores se recomienda colocar cruces peatona- les seguros entre 100 y 150 metros para seguridad de peatones.

Conectividad de las calles:

La conectividad se refiere a que tan vinculadas están las redes viales, y que tan directas son estas conexiones. Las redes con mucha conectividad presentan muchas intersecciones y densidades viales altas, con gran cantidad de intersecciones y pocas calles sin salida. Por el contrario, baja conectividad implica mayores tiempos de viaje y menos posibilidades de conexiones cortas peatonales.

El ideal es generar muchas conexiones viales peatonales y de ciclistas, para promover y facilitar su uso. Así mismo las redes muy conectadas permiten diversificar el tráfico en mas vías.

Ancho de calzada:

Se refiere al ancho entre andén y andén, es decir el que pueden utilizar los vehículos. Los andenes destinados a peatones están fuera de esta área. Debe minimizarse el ancho de la calzada y ampliar la zona peatonal para acomodar la demanda de peatones de manera segura. Las calles anchas incitan a velocidades mayores por lo que se sugiere reducir su ancho.

Te invitamos a descargar el manual completo aquí, o descargar sólo la sección de planeación urbana y seguridad vial aquí.

2.3 Barcelona

Sistema seguro

Se trata de un sistema de jerarquización del tráfico rodado de las ciudades mediante la agrupación de áreas (que engloban varias manzanas) en las que se restringe el tráfico vehicular y se establece una red diferenciada para cada modo de transporte. De esta manera, el tráfico de paso se desvía a las vías circundantes y sólo se permite el acceso a los vehículos de determinados tipos de usuarios (residentes, policía, repartidores, etc.).

Banco Interamericano de Desarrollo. (2017). Supermanzanas: Una distribución eficiente del transporte en las ciudades

Te invitamos a descargar el manual completo aquí, o descargar sólo la sección de planeación urbana y seguridad vial aquí.